Por siempre Celia (1925-2003)

El  eco de tu voz ha quedado en nuestra memoria como un llamado a la felicidad.  Tus canciones son himnos de alegría que repetimos enajenados para aplacar el dolor de vivir sin patria y  poder soñar en volver a ella algún día. En tus caderas se templo el tambor que acompañó tu ritmo contagioso y  vivaz, que nos enseño el  secreto de la seducción, y  tus labios retaron los metales mas timbrados a innumerables duelos de armonía.

Las barreras del tiempo no existieron para ti. Fuiste compañera de todas las generaciones, hija del son, hermana del merengue y madrina del  reggaetón. Tu mano se extendió a los tuyos y a otros, y  ningún prejuicio pudo opacar lo bello de tu  arte: azúcar esparcida por el mundo llevando el  mensaje de una surgida del  dolor y la dulzura.

Llegue a tu gloria el camiño de todos los que no  te  olvidamos, porque en tu  música vive tu cuerpo que es nuestro  regalo al  cielo.

Canta negra tu  canto ancestral, y  que este se convierta en la Diana que anuncie el sol a los  ángeles que te acompañan

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: